sábado, 1 de septiembre de 2012

La clase para sí

El otro día, una amiga que tiene con otros socios una pequeña empresa, me expresaba su miedo ante la subida del IVA. Habían pensado no repercutirlo y asumirlo ellos para no perder clientela, pero no pueden hacerlo, porque inmediatamente entrarían en pérdidas. Me decía que estaba convencida de que el gobierno no sabe el daño que va a hacer a las pequeñas empresas con esta medida. Yo le decía, "sí lo saben, lo saben perfectamente. Recuerda que ellos tenían una campaña contra la subida del IVA del PSOE".


La subida del IVA, junto con el resto de medidas de ajuste, pone en una situación muy crítica a la clase trabajadora. Este empeoramiento de condiciones hace que cada vez más personas asalariadas dejen de pensar que son "de clase media" y empiecen a darse cuenta, no sólo de que no son de clase media, sino de que nunca lo habían sido. Ahora les toca reubicarse y, con un poco de suerte, se identificarán con la clase objetiva a la que pertenecen.

Sin embargo, la situación también es muy crítica para autónomos y pequeñas empresas, quizá hasta medianas, que están experimentando una drástica disminución de sus ingresos con las medidas que tomó el PSOE y ahora toma el PP. No sólo el IVA, también la reducción salarial y las reformas laborales que facilitan los despidos afectan muy negativamente a autónomos y PYMES. Este tipo de empresas no exportan, su demanda es interna, su demanda es nuestro poder adquisitivo. Son esas empresas a las que dejaremos de comprar cuando nos despidan, cuando nos bajen el salario, cuando nos suban el IVA. Son esas empresas las que se hundirán detrás de nosotros. Pero a pesar de la fragilidad de su condición de "empresarios", ese sector de población lo tiene mucho más difícil para auto ubicarse en la clase a la que pertenecen objetivamente.

Recuerdo como días antes de la huelga general, repartiendo información sobre los motivos para sumarse, mucha gente rechazaba nuestra revista. Los conozco, son de mi ciudad, son propietarios de pequeños comercios, panaderías, peluquerías, ferreterías... que piensan que nuestra lucha es contra ellos. En especial recuerdo a un hombre que me miró con desprecio y me dijo que a él las medidas del gobierno del PP le beneficiaban y que la huelga iba en contra de sus intereses y que, por supuesto, le perjudicaría cualquiera de nuestros logros. Le dije: ¿Estás seguro? Tú debes de tener una pequeña empresa, o ser autónomo, ¿no? Me dijo que sí, pero no quiso hablar más. No pude explicarle por qué esta crisis le iba a hundir.

En realidad el tema de la clase es muy complejo y los sociólogos han debatido y debaten sin cesar sobre el concepto de clase. Cuando hablamos de clase social, hay que diferenciar entre "clase subjetiva" y "clase objetiva". La clase subjetiva es la clase que nos auto asignamos y la clase objetiva es la clase a la que en realidad pertenecemos (lo sepamos o no). Es importante descubrir cuál es nuestra clase objetiva y hacerla coincidir con la clase subjetiva porque sólo entonces sabremos reconocer a nuestros aliados para luchar por nuestros derechos sociales, por una vida digna. Quizá autónomos y PYMES no puedan descubrir a qué clase pertenecen porque el capitalismo actual lo ha fragmentado todo; sin embargo, creo que no tendrán dificultad en descubrir a qué clase no pertenecen. No pertenecen al 1% y si quieren una vida digna para ellos y sus hijos, más vale que escojan mejores "amistades".

Me frustra que esto lo vayan a leer sólo los que afortunadamente, por una vía o por otra, hemos realizado ya ese proceso de toma de conciencia. Pero, por si acaso algún día lee este blog alguno de los que aún creéis que estas medidas nos van a sacar de la crisis, sabed que el capitalismo no os necesita como seres humanos con vida digna, sino que os puede poner aquí.

4 comentarios:

  1. Sin duda. El capitalismo es como un agujero negro del que nada escapa, pero...

    http://sp3solidarios.blogspot.com.es/2011/11/la-curvatura-del-capitalismo.html

    ResponderEliminar
  2. Hola amiga, he caído aqui desde Twitter y me resulta muy interesante lo que planteas.
    Aunque....como persona que tiene clara su clase social objetiva... me cuesta aceptar a pymes (no a autónomos) en mi clase social. En un marco de crisis sus intereses y los mios pueden compartirse. Pero... cuando no ha sido así? Sus intereses eran dejar de ser pymes o beneficiarse a costa de mi trabajo y precariedad.

    ResponderEliminar
  3. endavant amb el blog, augmenta la blogosfera Anticapitalista! Salut!

    ResponderEliminar
  4. Estaria bien dar un cambio , ya toca .

    ResponderEliminar